La retina es el manto interno del globo ocular encargado de modificar la luz que pasa a través de nuestros ojos y que viaja al cerebro para decodificarse y transformarse en las imágenes que percibimos. Conociendo la importancia de esta es necesario conocer cuáles son las mejores formas de cuidar la nuestra para prolongar su salud por mucho tiempo.

Existen muchos alimentos con vitaminas para la retina y varios hábitos que podemos adquirir para su bienestar.

Cuidado de la retina

Alimentos ricos en vitaminas para la retina que contribuyen a su salud:

Hay un grupo selecto de alimentos que contienen las conocidas vitaminas para los ojos, llamadas así por ser ricas en vitaminas A, C, E ideales para prevenir enfermedades de la vista y otras molestias causadas por la edad.

  • Peces de agua fría o sardinas: Los peces son ricos en omega 3 por lo que ayudan a prevenir la resequedad en las retinas y en el globo ocular en general.
  • Espinaca: Comer espinacas protege la córnea y la retina de la luz ultravioleta. Y podemos prepararla como ingrediente de una saludable sopa o completamente cruda en una ensalada.
  • Tomates: Estudios demuestran que el tomate es rico en carotenoides, incluyendo al licopeno que otorga a los tomates su atractivo color rojo. El licopeno ayuda a prevenir el daño causado por la luz intensa en la retina. También están llenos de vitamina C, otro protector de la visión.
  • Aceite de oliva: Una dieta baja en grasas sobresaturadas ayuda a evitar enfermedades de la retina. Complementándolo con otras vitaminas para la retina y alimentos saludables que benefician otras partes de nuestro cuerpo es de gran ayuda.
  • Aguacate: El aguacate es muy rico en vitamina E y contiene una gran cantidad de luteína, esto contribuye a la protección de los ojos contra enfermedades relacionadas con la edad.
  • Fresas: Las fresas contienen una gran cantidad de vitamina C y ayuda a prevenir la inflamación de los ojos y la sequedad causada por el aire o de permanecer mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador.

Consejos y recomendaciones para el cuidado de la retina:

retina del ojo

Usar gafas de sol con filtro UV:

La radiación ultravioleta emitida por el sol puede afectar nuestras retinas. No utilizar las gafas adecuadas para la protección de los ojos puede ser perjudicial después de un tiempo por lo que es importante adquirir varios pares; para la playa, para el uso cotidiano e incluso para hacer Ski ya que cada actividad precisa un factor de protección distinto.

Mantener los monitores de nuestros dispositivos a distancia:

Cuando usamos nuestros teléfonos celulares, tablets u ordenadores en la oscuridad, se activan dos partes valiosísimas de nuestros ojos; la retina del centro para recibir la luz y la retina periférica para adaptarse a la oscuridad, causando que nuestras pupilas se dilaten y entre más luz de la que necesitamos. Las pantallas de estos dispositivos pueden resecar la vista si no se mantiene una distancia correcta y si abusamos de su uso y sobreexponemos nuestros ojos.

Humectar nuestros ojos:

La piel, nuestra boca y nuestros ojos necesitan estar húmedos, por lo que no está de más comprar productos adecuados con estos propósitos. Si sufrimos de resequedad en los ojos, no está de más adquirir unas gotas para la vista y usarlas de vez en cuando para humectarlos y para aliviar la incomodidad que causa la resequedad ocular.

Descanso adecuado:

Apartar los ojos del televisor y otros dispositivos varias veces al día ayuda a relajar nuestra vista, además existen compresas que ayudan a que el descanso sea más efectivo.

El sueño también es imperativo para la restauración de nuestro cuerpo, cuando descansamos ocurren procesos de reconstrucción que preparan a nuestros ojos para la jornada del día siguiente; si privamos al cuerpo de las horas necesarias de sueño no podrá cumplir su función y nuestros ojos estarán irritados.

[Total:2    Promedio:5/5]